Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar este sitio web, acepta nuestro uso de cookies. No guardamos ningún tipo de datos personales. Más información.

Sala de prensa / Historias de aplicaciones / Reparación de compresor fundamental finalizada en una maratón de mantenimiento de nueve días

Reparación de compresor fundamental finalizada en una maratón de mantenimiento de nueve días

2014-03-17

Wilrijk, Bélgica, marzo de 2014: El compresor ZH de Atlas Copco desempeña un papel fundamental en la fábrica de peróxido de hidrógeno de Solvay en Póvoa de Santa Iria, Portugal. Cuando la unidad de 80.000 horas necesitó una reparación por la que normalmente estaría fuera de servicio durante tres semanas, los técnicos de Solvay y Atlas Copco diseñaron un plan para finalizar el proyecto de mantenimiento en tan solo nueve días de arduo trabajo.

compresor ZH
Solvay, una compañía química global con ventas netas por 12.700 millones de euros en 2012, está comprometida con el desarrollo sostenible, la innovación y la excelencia operativa. La empresa fabrica una gran variedad de productos químicos de consumo y para clientes industriales del sector de la construcción, la automoción y la energía, entre otros.

Solvay compró el compresor centrífugo exento de aceite ZH hace 10 años. Equipados para ahorrar energía y con una fiabilidad garantizada, los ZH de Atlas Copco son ideales para procesos con demanda de aire fluctuante o constante. Estos innovadores compresores ofrecen un funcionamiento fiable en los ambientes más exigentes. Para lograr una calidad óptima del producto, el aire está certificado como 100% exento de aceite según ISO 8573-1 Clase 0 (2010).

Reparación completa en nueve días

De acuerdo con el contrato de mantenimiento preventivo con Atlas Copco, cada 24.000 horas (tres años) se revisan los rotores y se reparan los componentes principales del compresor ZH de la planta de Solvay. Esta vez, se debían equilibrar los rotores. En circunstancias normales, este tipo de reparación llevaría tres semanas. Sin embargo, dado que el compresor ZH desempeña un papel fundamental en el proceso de producción, la empresa no podía tenerlo fuera de servicio durante tanto tiempo.

“Gracias a la flexibilidad y cooperación de Atlas Copco, y a que entendían el impacto que tendría la ausencia de este compresor en nuestra producción, logramos definir un plan de trabajo para repararlo en tiempo récord”, afirma Ramiro Dionísio, responsable del proyecto en Solvay.

Sin margen de error

Para poder finalizar la reparación en nueve días, el programa del proyecto no tenía margen de error. “Cada hora añadida a las asignadas en el plan implicaba otra hora de tiempo de parada del proceso, con la consecuente pérdida de producción”, explica Ramiro Dionísio.

El primer día de trabajo, poco después del desmontaje de los rotores, una empresa de transporte internacional estaba ya esperando en la puerta para llevarlos a Alemania, donde se realizaría el equilibrado. “No hay nadie que pueda hacer este trabajo en Portugal, por lo que las piezas debían enviarse directamente al fabricante”, declara Ramiro Dionísio. Veinticuatro horas más tarde, los rotores llegaban a Alemania, y tres días después, el trabajo estaba finalizado y los rotores se habían devuelto a Solvay.

A continuación, un equipo formado por dos técnicos de Atlas Copco y dos empleados de Solvay volvieron a montar el equipo. “Toda la reparación se finalizó en nueve días. El décimo día se monitorizó la máquina durante el trabajo en producción”, dice Ramiro Dionísio.

El compresor ZH de Solvay, que funciona unas 8600 horas al año, suministra aire comprimido de forma muy fiable, segura y robusta, y la evaluación final del trabajo realizado en la unidad ha sido muy positiva. “Esperemos que vuelva a durar al menos otras 80.000 horas”, concluye Ramiro Dionísio.

Si desea obtener más información, póngase en contacto con:

Atlas Copco es un proveedor líder mundial en soluciones para una productividad responsable. El Grupo comercializa soluciones innovadoras de compresores, sistemas de vacío y de tratamiento de aire, equipos de construcción y minería, herramientas industriales y sistemas de montaje. Atlas Copco desarrolla productos y servicios basados en la productividad, la eficiencia energética, la seguridad y la ergonomía. La compañía se fundó en 1873, tiene su sede en Estocolmo (Suecia) y desarrolla sus actividades en más de 180 países. En 2013, Atlas Copco tenía más de 40.000 empleados y facturó 84.000 MSEK (9.700 MEUR).

El área de negocio Técnicas en Energía Comprimida de Atlas Copco suministra compresores industriales, soluciones de vacío, compresores de gas y proceso, expansores, equipos de tratamiento de aire y gas, así como sistemas de gestión del aire. El área de negocio tiene una red de servicio mundial e innova con el fin de ofrecer una productividad responsable en los sectores de fabricación, petróleo, gas y proceso. Las unidades principales de desarrollo de productos y fabricación están ubicadas en Bélgica, Alemania, Estados Unidos, China e India.