Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar este sitio web, acepta nuestro uso de cookies. No guardamos ningún tipo de datos personales. Más información.

Sala de prensa / Historias de aplicaciones / La gestión del coste del ciclo de vida de los compresores Atlas Copco ofrece importantes ahorros a Bosch Diesel

La gestión del coste del ciclo de vida de los compresores Atlas Copco ofrece importantes ahorros a Bosch Diesel

2014-03-06

Wilrijk, Bélgica, marzo de 2014. Ubicada en Wuxi, en la frontera meridional de la provincia de Jiangsu (China), la planta de Bosch Automotive Diesel Systems Co, Ltd. fabrica sistemas eléctricos de inyección diésel a alta presión. Adaptado específicamente para Bosch Diesel, el concepto de gestión del coste del ciclo de vida de Atlas Copco incluye la recuperación de energía, la inspección de datos, la optimización del sistema y un programa de mantenimiento completo para sus 14 compresores.

GA 315
En Wuxi Diesel, un sistema de recuperación de energía (ER) de Atlas Copco, integrado por cinco unidades de control de recuperación de energía Atlas Copco conectadas a los compresores GA, da una índice de reciclaje de más del 75%. Al permitir la reutilización de la energía recuperada del agua de refrigeración de los compresores de aire, el sistema reduce considerablemente la demanda de vapor en la planta. La energía recuperada se utiliza para el sistema de aire acondicionado en los talleres de purificación, para calentar el agua pura destinada a la producción de pieza y componentes, y para calentar el agua para uso doméstico en las instalaciones de la fábrica.

Importantes ahorros de energía

Cai Jun, Director Técnico de la planta Bosch Diesel Wuxi: “Nuestro sistema de recuperación de energía de Atlas Copco ahorra cerca de 1.600 toneladas de carbón cada año y reduce las emisiones de dióxido de carbono en aproximadamente 945 toneladas. Nuestra inversión en el equipo se ha recuperado en menos de dos años”.

Atlas Copco también suministró a Bosch un sistema Air Optimizer ES, diseñado para instalaciones donde se utilizan varios compresores. El sistema ahorra energía mediante una gestión óptima de la demanda de aire variable a través de monitorización remota y control centralizado de los compresores. Un control exacto de la presión también puede ayudar a reducir la presión en la red de tuberías y contribuir a un ahorro de energía de hasta un 30%. 

“El Air Optimizer™ ahorra un 11% de la energía consumida por los compresores de aire y reduce las emisiones de dióxido de carbono en aproximadamente 425 toneladas”, manifiesta Cai Jun. “La inversión inicial se ha recuperado en menos de un año”.

La planta Wuxi recibe la certificación LEED

Cai Jun explica que, en general, la solución del ciclo de vida de Atlas Copco garantiza un funcionamiento estable y fiable del equipo, a la vez que ahorra energía y reduce las emisiones. “Además, nuestra planta de Wuxi ha recibido la certificación LEED (Liderazgo en diseño energético y medioambiental) según las normas de construcción ecológicas”.

Huang Zhiyong, especialista de producto de la división de servicio de Atlas Copco: “Promovemos activamente la gestión del coste del ciclo de vida en los entornos de producción donde existe mucha presión para ahorrar energía y reducir las emisiones. Utilizamos nuestros conocimientos técnicos y soluciones avanzadas para ayudarles a conseguir estos objetivos”. Atlas Copco ha suministrado equipos de aire comprimido y soluciones de gestión del coste del ciclo de vida a cinco plantas de Bosch en China.

Atlas Copco ha suministrado equipos de aire comprimido y soluciones de gestión del coste del ciclo de vida a cinco plantas de Bosch en China.

Si desea obtener más información, póngase en contacto con:


Atlas Copco es un proveedor líder mundial en soluciones para una productividad responsable. El Grupo comercializa soluciones innovadoras de compresores, sistemas de vacío y tratamiento de aire, equipos de construcción y minería, herramientas industriales y sistemas de montaje. Atlas Copco desarrolla productos y servicios basados en la productividad, la eficiencia energética, la seguridad y la ergonomía. La compañía se fundó en 1873, tiene su sede en Estocolmo (Suecia) y desarrolla sus actividades en más de 180 países. En 2013, Atlas Copco tenía más de 40.000 empleados y facturó 84.000 MSEK (9.700 MEUR). 

El área de negocio Técnicas en Energía Comprimida de Atlas Copco suministra compresores industriales, soluciones de vacío, compresores de gas y proceso, expansores, equipos de tratamiento de aire y gas, así como sistemas de gestión del aire. El área de negocio tiene una red de servicio mundial e innova con el fin de ofrecer una productividad responsable en los sectores de fabricación, petróleo, gas y proceso. Las unidades principales de desarrollo de productos y fabricación están ubicadas en Bélgica, Alemania, Estados Unidos, China e India.