Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar este sitio web, acepta nuestro uso de cookies. No guardamos ningún tipo de datos personales. Más información.

Sala de prensa / Historias de aplicaciones / Atlas Copco on-site biogas production helps customer become an award winning energy producer

Atlas Copco on-site biogas production helps customer become an award winning energy producer

2012-09-05

Atlas Copco ha convertido unas instalaciones de destilación y de procesamiento de productos agrícolas en una exitosa planta de producción de energía con generación de biogás.

Transformación del biogás
La familia Wenning regenta desde 1752 un próspero negocio de destilación y procesamiento de productos agrícolas en Rhede (Alemania). Hace ya 30 años dieron los primeros pasos para empezar a producir biogás en sus instalaciones. Con la colaboración de Atlas Copco, hoy se han convertido en una planta de producción de energía galardonada que además tiene un consumo de energía inferior al de otras plantas similares.

Para el año 2020, el 20% de toda la energía y el 10% de todo el combustible destinado al transporte debería proceder de fuentes de energía renovables. Para alcanzar estos objetivos europeos, los países miembros están reconsiderando sus recursos energéticos. Alemania se ha decantado abiertamente por el biogás como fuente de energía alternativa. “En comparación con otras fuentes de energía, como por ejemplo la electricidad, ofrece una clara ventaja, que es la posibilidad de almacenamiento. Podríamos guardar energía equivalente al consumo de dos meses”, señala Bernd-Josef Wenning. Como el biogás se almacena en la red de gasoductos existente, no es necesario consumirlo inmediatamente ni realizar inversiones adicionales en gasoductos.

En Alemania, hay alrededor de 6.000 digestores anaeróbicos que convierten biomasa en biogás crudo. En los próximos diez años, esta cantidad será incluso superior al doble. “El ciclo de la energía es simple: los residuos de destilación sirven como alimento para los toros”, explica Wenning. “Los toros, a su vez, nos devuelven estiércol, una materia prima necesaria para la planta de biogás, de donde sale el gas utilizado para generar electricidad y vapor. Se trata de un ciclo perfectamente razonable”.

Hay dos posibilidades de uso del biogás: para procesos de cogeneración y como sustituto del gas natural (biogás transformado). Como la cogeneración es adecuada sólo como fuente local de electricidad y calor, y el calor sólo se necesita en ciertas épocas del año, es mejor transformar el biogás en biometano. Para el año 2020, se prevé que el biometano cubra el 10% de la demanda total alemana.

El biometano ofrece una doble ventaja: energía y ahorro de gastos energéticos. Por un lado, obtenemos gas, es decir, energía para múltiples aplicaciones. Por otro, podemos utilizar los residuos de la planta de biogás como fertilizantes, por lo que protegemos el medio ambiente”.

Visite el sitio web de Atlas Copco dedicado al biogás para conocer en detalle sus ventajas y soluciones: www.atlascopco.com/biogas

Para obtener más información, póngase en contacto con:

Atlas Copco es un grupo industrial líder en la fabricación de compresores, expansores, sistemas de tratamiento de aire, equipos de construcción y minería, herramientas industriales y sistemas de montaje. Atlas Copco ofrece soluciones para una productividad responsable con productos y servicios innovadores. La compañía se fundó en 1873, tiene su sede en Estocolmo (Suecia) y desarrolla sus actividades en más de 170 países. En 2011, Atlas Copco tenía 37.500 empleados y facturó 81.000 MSEK (9.000 MEUR). Para obtener más información, visite www.atlascopco.com.

Oil-free Air es una división del área de negocio Técnicas en Energía comprimida de Atlas Copco. Desarrolla, fabrica y comercializa compresores de aire exentos de aceite para todo tipo de industrias donde la calidad del aire sea vital, y compresores con inyección de aceite para aplicaciones menos críticas. Esta división se centra en sistemas de optimización y mejora de la calidad del aire comprimido para contribuir a una mayor productividad de los clientes. La sede de la división está ubicada en Shanghai, con las principales plantas de producción en Bélgica, China, India y Brasil.